"Poe sin romanticismos", escrito por Fernando de la Barra

Te presentamos "Poe sin romanticismos", escrito por Fernando de la Barra, en nuestro taller de Análisis Literario - Cuentos de Edgar Allan Poe, organizado por el Club de Lectura La Paz.

"Poe sin romanticismos"

De Fernando de la Barra

Un sábado por la noche, allá por el año 2012, me invitaron a ver una película que no esperaba ver, el titulo para América Latina era "El Cuervo" de James McTeigue, cuya premisa era mostrar los últimos días de vida de Edgar Allan Poe (Protagonizada por el actor John Cusack) autor de obras tan impactantes como "El gato negro", "El tonel de amotillado", "El corazón delator", "El pozo y el péndulo", "La verdad sobre el caso del señor Valdemar" y "La caída de la casa Usher". Pues al pasar la primera media hora de película viendo el desastroso esfuerzo por rendir un homenaje hollywoodense al genio pesimista, paso por mi mente una idea más tenebrosa que cualquiera de sus relatos. ¿Poe detrás del icono fue realmente un genio del terror?.

Muchos años después esa idea siguió en mi mente rondándome, entonces recurrí a personas aficionadas a los libros con temática del terror, buscando diferentes puntos de vista. Fue hasta que en algunas tertulias en talleres, análisis de cuentos y reflexionar muchos en diferentes escenarios de debate, que comprendí que hace del genio macabro de Baltimore una figura imprescindible no solo para la literatura del terror sino para la historia universal. En este trabajo pretendo analizar los cuentos antes citados y desmenuzar su estructura en búsqueda de ese aspecto que lo hace único e imprescindible.

El primer paso antes de entrar de lleno en el análisis es retirar todo romanticismo de la obra "Poesiana", descomponiendo sus textos en sus principales elementos y encontrar sus características esenciales tales como el modelo de narración, la forma de conexión con el lector y la forma en que la verosimilitud es ejecutada generando un desenlace creíble y gratificante. Para ello varios profesores me sugirieron una estructura modelo que brevemente expondré a continuación: Los cuentos en muchas de las ocasiones usan epígrafes que esconden una gran pista para el lector, el narrador se encuentra en primera persona lo cual agrega intimidad en la narración, el íncipit es in extrema res (Parte por el final de la historia) lo cual pretende intensificar el interés en los acontecimientos que desembocaron en el inicio del relato. Por su parte el especial manejo de la tensión mantiene una conducta ascendente con pequeños picos narrativos llevan al climax (donde la narración muestra un momento de terror y/o sorpresa) usualmente acompañado por una vuelta de tuerca (elemento imprescindible en la mayoría de relatos). Luego del clímax la tensión cae en picada llevándonos a un inevitable y poco optimista final (marca característica del pesimismo de Poe).

Con este sencillo esquema se puede apreciar que hace que la narrativa Poesiana lleve a tantos a revisitar sus textos aun en la actualidad (siendo que datan del 1800). Ahora pasare a comprobar en base a la estructura explicada si los elementos se cumplen:

El gato negro

El texto no cuenta con epígrafe, el narrador que es el protagonista está en primera persona y el relato se encuentra en in extrema res pues se situado al momento en que este se encuentra esperando su ejecución por un crimen, que será la temática del cuento. El manejo de la tensión cumple con el ascenso constante de la tensión que se da tiempo de utilizar analepsias para relatar eventos de la niñez y juventud hasta llegar a los eventos previos al crimen. Los picos narrativos que pueden identificar son: Cuando deja tuerto con un cuchillo a su gato Plutón; Asesinato de Plutón por parte del protagonista siendo ahorcado en el patio; Aparición de un gato tuerto similar a Plutón con una mancha blanca en el pecho que luego formaría una especie de nudo en el cuello; El asesinato de la esposa del protagonista quien la empareda; y finalmente el clímax se encuentra cuando el protagonista enceguecido por su orgullo golpea con un bastón las paredes momento cuando se escucha una lamentación desde el interior de la pared. La vuelta de tuerca se muestra al momento que los policías descubren luego de derribar la pared el cadáver de la esposa del protagonista, en cuya cabeza se encontraba parado el gato con la mancha blanca en el pecho (la vuelta de tuerca es que accidentalmente el asesino no solo emparedo al cadáver sino al gato vivo). Aquí debo hacer una pausa pues en el cuento del "El gato Negro" no existe en si un descenso de tensión, y el climax se encuentra al final del relato, no obstante Poe logra brindar la sensación pesimista desde un inicio pues de antemano el lector conoce que el protagonista será ejecutado, por este motivo la estructura narrativa es respetada con todos sus elementos.

El pozo y el péndulo

El epígrafe traducido del latín seria: "Aquí una turba maldita de torturadores insaciables, alimentaba su frenesí vertiendo sangre inocente. Ahora que la patria se ha salvado, ahora que la cueva del crimen ha sido destruida, en el mismo lugar donde habitaba una muerte nefasta, ahora se presenta la salud y la vida", La "turba maldita de torturadores" eran los jacobinos, su club político en la época de la Revolución Francesa fue testigo de ejecuciones masivas. Luego que los Jacobinos fueron suprimidos en 1794, el lugar donde se ubicaba su club fue convertido en el Mercado de Saint Honoré. Conociendo ello pueden existir variadas interpretaciones de lo que quiso Poe que percibiéramos como pista. En un criterio muy personal consideraría que se pretende poner en manifiesto los ciclos de la vida y cuando estos tienen su renovación, como se verá más adelante el relato habla de la santa inquisición y el final de esta. El narrador se encuentra en primera persona y el relato es en in mediana res (Al medio de la historia) pues es posterior al juicio y antes de la salvación del personaje. En cuanto al manejo de la tensión esta es la principal característica del relato, pues el peligro de muerte se encuentra en toda la narrativa representado por la oscuridad absoluta que envuelve literalmente el relato en las primeras páginas del cuento y luego el oscilar constante del péndulo que lentamente presagia el final del personaje. Los picos narrativos se podrían identificar en tres momentos: La caída del protagonista al borde circular de un pozo; El momento en que descubre la guadaña pendular; y el que el cuarto donde está el protagonista comienza a achatarse empujándolo al pozo que casi lo mata en la primera ocasión. El clímax de la narración se encuentra al final del cuento con la entrada del ejército francés y en particular cuando es salvado por el general Lasalle. La vuelta de tuerca se presenta cuando se afirma que la Santa Inquisición termino con la entrada del ejército francés. En el relato no existe en si una caída de tensión pero si una sensación poco optimista del protagonista que construye un insano deseo de morir.

El corazón delator

El cuento no tiene epígrafe. El narrador esta en primera persona y el íncipit en in extrema res haciendo una analepsis de las circunstancias que le llevaron a su confesión. El manejo de la tensión resulta constante en el asecho que realiza al viejo y el resonar del palpito del corazón de este y del protagonista. Los picos narrativos se encuentran cuando el viejo se levanta al percibir un ruido; así también cuando el protagonista lo cubre con el colchón para asfixiarlo y al escuchar el zumbido que crece con el tiempo. El climax llega cuando el sonido convertido en ruido y se hizo insoportable para el protagonista y la vuelta de tuerca está en el momento que confiesa el crimen. Al igual que otros cuentos no se percibe en si una caída de la tensión pero si la sensación pesimista de que la conclusión que tendrá el cuento no será la mejor para el protagonista.

El tonel de amontillado

El cuento no tiene un epígrafe. El narrador se encuentra en primera persona y el íncipit se encuentra en in extrema res haciendo una analepsis de los eventos que concluyeron con el asesinato de Fortunato. La tensión se encuentra en conocer las descripción de los hechos para el asesinato, en especial el dialogo que intercambia con su víctima. Los picos se encuentran cuando el protagonista le muestra la pala de albañil; el encadenamiento de Fortunato de la cintura a la roca; y los diferentes instantes donde se erige la pared. El climax se encuentra cuando casi por terminar la pared se escucha la risa de Fortunato. En cuanto a la vuelta de tuerca la misma puede presentarse al momento en que posterior a la última frase Fortunato no responde y se escucha un sonido del cascabel del gorro de la víctima. Al igual que otros cuentos no existe un descenso de la tensión pero si en preaviso del crimen a perpetrarse contra Fortunato que ya se nos explica al inicio no saldrá vivo del relato.

La verdad sobre el caso del señor Valdemar

El texto no cuenta con epígrafe, el narrador está en primera persona y el relato en in extrema res al contar los extraños sucesos del señor Ernest Valdemar. El relato utiliza varias analepsis explicando los comienzos del estudio del hipnotismo, y los antecedentes médicos del Vlademar (que gozan de una especial descripción) y el experimento que bajo su consentimiento se realizaría. La tensión comienza ya avanzado el relato y ocupa todo el tiempo de experimentación con picos narrativos en el propio acto de hipnotismo; la respuesta de Valdemar tras varios intentos de comunicarse con el; la muerte bajo el hipnotismo que genera un cambio en el cuerpo de Vlademar quien sigue respondiendo las preguntas que le hacen situación que no cambia en los siete meses siguientes. El climax llega cuando despiertan al cadáver parlante y este se deshace en una masa casi liquida y podrida. La vuelta de tuerca estaría en criterio persona es el propio fenómeno de putrefacción repentina del cadáver descubriendo que el hipnotismo evito la descomposición normal. Al igual que otros relatos no existe una caída de tensión pues está casi llega al final del relato, por el contrario, la sensación poco optimista se puede sentir a lo largo de relato donde uno parte de la premisa de un evento catastrófico desde el primer instante cuyas razones se iran descubriendo a lo largo del cuento.

La caída de la casa Usher

El texto cuenta con un maravilloso epígrafe que versa en lo siguiente: "Su corazón es como un Laud suspendido, apenas lo tocan, resuena", siendo la sonoridad una de las pistas más importantes del relato. La narrativa está en primera persona y transcurre de forma paralela al relato (no existe distorsión del tiempo de la historia), siendo uno de los recursos más utilizados la exquisita descripción de la situación y del ambiente. La tensión se va descubriendo con los inquietantes eventos desde el momento en que el protagonista entra a la mansión bajo el simbolismo del pozo que se volverá visitar al final del relato, pero este se intensifica con el relato del palacio encantado que hace eco con los sonidos de la hermana del señor Usher que fue enterrada viva. El climax llega cuando se divisa la presencia de Lady Madeline Usher frente a los ojos del protagonista y Roderick Usher. Cual es la vuelta de tuerca, pues es la relación incestuosa que llevo a Roderick enterrar viva su hermana Madeline, terminando ambos muriendo juntos situación que muestra el juego de espejos y mellizos que tiene todo el cuento, y la caída de la familia Usher que literalmente se refleja con la caída de su casa. En este cuento existe un descenso de la tensión al momento del escape del protagonista y el rencuentro con el pozo instantes previos a ver la casa hundirse en sus propios cimientos que deja una clara sensación melancólica al final del cuento.

Luego de este breve análisis podemos ver la genialidad de Poe en estructurar en diferentes historias una estrategia narrativa intima (manejo de la primera persona) que relata en la mayoría de los casos su desgracia (in extrema res) estrategia narrativa que atrapa al lecto en búsqueda de saber la razones del desastre, usando recursos de rica descripción de sensaciones visuales, auditivas e incluso olfativa que llevan al lector ser un testigo presencial de los acontecimientos. La tensión es otro de los recursos narrativos de Poe al manejar una sensación de incomodidad y zozobra que se incremente paulatinamente hasta llegado el momento culmine donde nos regala un evento impactante muchas veces acompañado de un giro argumental que se encuentra plenamente justificado desde el principio (muchas veces sugerido por los epígrafes) lo que genera en el lector una sensación gratificante y verosímil de la conclusión del relato. Todo esto es una muestra del porque Poe fuera de la iconografía de la cultura Pop demuestra una estructura narrativa sólida que logra el mismo resultado pese a utilizar tópicas muy diferentes. No es mas decir que el oscuro escritor de Baltimore sentó las bases de la narrativa del terror que puede utilizarse con éxito en nuestros días.

Regístrate y entérate de nuestras actividades, concursos, tertulias, etc.