Doce Consejos para un Escritor Desesperado

DOCE PAUTAS PARA UN ESCRITOR DESESPERADO
DOCE PAUTAS PARA UN ESCRITOR DESESPERADO

Doce Consejos para un Escritor Desesperado

Escrito por PabloJandro

La tinta en manos desesperadas es como un mono con gillette en una tienda de telas. En este artículo comparto doce pautas dedicadas a quien se inicie el apasionante camino de la escritura creativa.

  • Un escritor no nace ni se hace, se autodescubre. Este autodescubrimiento nace como resultado de una exploración interna, de una búsqueda constante de expresar la realidad percibida a través de los sentidos en palabras e historias que integran al ser humano. Doyle, Sabato, Kafka, son algunos ejemplares cuyas personalidades fueron forjadas en el terreno de la escritura a partir de circunstancias que los llevaron a ser. La escritura no se trata de una carrera, sino de un talento trascendental e ineludible que se lo descubre a partir de una necesidad de expresión del mundo interno.
  • Aprende a escribir escribiendo. La escritura no se enseña, la escritura se practica. La teoría estudiada e impartida está a partir de pautas extraídas de un exhaustivo estudio de obras escritas; puede ser asimilado de forma empírica a través de la constante lectura y práctica de la escritura.
  • No escribas para los demás, escribe para ti. La escritura consiste en una exploración interna que lleva a la experimentación y al autodescubrimiento; desentraña desde lo más profundo a través de las emociones, sentimientos, conocimientos y experiencias quedando vertidas en una hoja, y grabada en la memoria. No pienses en lectores que no existen, concéntrate en tu experiencia como escritor; ten en cuenta que el principal lector de la historia es para quien lo escribe.
  • Que la inspiración te pille trabajando. La inspiración no viene sola. Debe pillarte leyendo, pensando constantemente en la historia que actualmente te halles narrando. El subconsciente tiende a manifestarse en momentos menos esperados, pero como resultado de una constante concentración en tu trabajo creativo.
  • Respeta tu state second. A Agatha Christie le invadía mientras lavaba el servicio; a Kafka por las noches a la luz de una vela en su mesa de descanso; Cortázar era asaltado y poseído. Todos mantenían un patrón similar: dejaban llevarse por el instante, por la inspiración acontecida. El state second exige concentración plena del momento. Escribe tanto como puedas sin interrupciones de ninguna naturaleza; amerita renunciar o postergar los deberes del momento, para atender únicamente a este estado de posesión. Déjate llevar sin prejuicios de que si está saliendo una obra maestra o una bazofia. Escribe, solo escribe. No te detengas a revisar lo que acabas de escribir si percibes que aún te posee el momento. Sería un grave error. Cuando hayas despertado, deja reposar tu escrito. No olvides llevar contigo una libreta de anotaciones.
  • Al primer borrador no lo sobredimensiones ni lo subestimes. Una vez concluido el primer borrador, es probable, si no se suele controlar las emociones, que te invada una sensación de placer al pensar que es la historia jamás contada, o de decepción al pensar que es un desastre digno de ser incinerado. No confíes ni lo destruyas. Deberá ser depurado, pulido, barnizado. Es una obra en bruto. Deberás de trabajar en la obra definitiva; a medida que lo hagas irás notando la evolución de tu escritura, de tu narración y de la historia en sí. El placer será mucho mayor al de haber sentido con el primer borrador.
  • Reposa tus escritos. Cuando se concluye un escrito y es revisado de forma continua, tiende a perderse la concentración debido a que la mente se halla cansada de leer la misma escritura una y otra vez. Guarda tu escrito en una carpeta o en el cajón de tu escritorio, deja reposarlo por un par de días. Vuelve a leer y notarás los cambios.
  • Recibe sugerencias y opiniones. La retroalimentación fomenta a la seguridad y expectativa de mejorar el escrito. Observa y asigna copias a dos o tres personas. Asegúrate que sean de confianza y buenos lectores, capaz de ser francos y sutiles que observen con perspectiva de mejoramiento y no así de una mera crítica defenestrada.
  • Corrige y vuelve a corregir. Hasta el punto de llegar a sentir que la historia escrita es fiel narración tal y como lo imaginaste desde un principio. No existe la plenitud, pero sí la aproximación y satisfacción de un buen escrito digno a ser leído y presentado.
  • Lee y sigue leyendo. La lectura es el combustible para un escritor, influye en el desarrollo y crecimiento en la escritura, marca diferencia entre los primeros borradores y los últimos escritos; para quien incluye a la lectura como parte vital de su día a día, notará la evolución en su obra.
  • Elige tu propia voz. En la práctica constante de la lectoescritura, irás perfilando tu propia forma de narrar. Es bueno escribir distintas clases de géneros: terror, romance, policial, fantástico, entre otros. Descubrirás con cuál identificarte para seguir por aquel sendero. No te limites a leer a un solo autor, lee a muchos cuanto más puedas y te atraiga su lectura. Elige a los mejores que consideres según tu preferencia en su estilo de narrativa. Forma un consejo ficticio de escritores que conformen tres de los que más admires su obra, conviértelos en modelo a seguir, una guía, pero siempre pensando en conseguir tu propia voz.
  • Que no te adoctrinen la mente. La escritura se la cultiva leyendo; la lectura, practicándola. Adoptar herramientas que te permitan explorar más y mejor siempre serán bienvenidas. Pero no dejes que el adoctrinamiento de reglas o de "porque siempre se han hecho las cosas así" significa que sigas el mismo patrón. Lo que parezca una magnífica obra a una persona puede que no lo sea para otra. Es muy subjetivo. Lo importante es saber cómo te sientes con el trabajo realizado, rescates el aprendizaje valioso y continúes con tu crecimiento. Explora, indaga, investiga, crea. Las grandes obras literarias impactaron como una bomba atómica; causaron impacto en la opinión pública, muchas de ellas fueron ayer prohibidas, hoy muy leídas, mañana sus páginas pasarán a la historia como elementos de estudio. Conoce las reglas, domínalas, romperlas, pero no antes; llegarás a una etapa en que podrás crear algo nuevo. No permitas que te cambien el norte, lo tuyo está en escribir.

El artículo fue escrito por Pablojandro. Escritor, profesor universitario, coordinador del Club de Lectura La Paz, patrocinador y jurado de concursos de escritura creativa. Escritor de cuentos en plataformas virtuales y talleres: Delirium mortem, El expreso polar, Pequeño Charlie, De llegar Frida; escritor del libro La tempestad de los gatos (2019). Actualmente se halla trabajando de forma activa en la organización de charlas de orientación dirigido a escritores emergentes.


FORMA PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD DE LECTORES

Llena el formulario para que contactemos y puedas formar parte de las actividades desarrolladas por nuestra comunidad.

Conoce todos los detalles sobre el taller de "Creación literaria a partir del yo poético" al finalizar encontrarás un formulario, el cual puedes llenarlo para realizar tu pre inscripción al presente taller o enviarnos cualquier consulta que tengas, por favor no olvides leer detenidamente toda la información antes de llenar el formulario de pre...

Regístrate y entérate de nuestras actividades, concursos, tertulias, etc.